El Club de la Historia se adhiere a la Red SAFE WORLD convirtiéndose en uno de sus recursos propios uniéndose nuestro equipo a esta gran aventura virtual de acopio de documentación y análisis de los aspectos que han marcado tanto a la Historia de la Humanidad como a nuestro presente

Los Evangelios de Cristo, Parte I

miércoles, 3 de diciembre de 2008


Mientras estaban comiendo, tomó Jesús pan y lo bendijo, lo partió y dándoselo a sus discípulos, dijo: “Tomad, comed, éste es mi cuerpo”.
Tomó luego una copa y dadas las gracias, se la dio diciendo: “Bebed de ella todos porque ésta es mi sangre de la Alianza que es derramada por muchos para perdón de los pecados y os digo que desde ahora no beberé de este producto de la vid hasta el día aquel en que beba con vosotros, nuevo, en el Reino de mi Padre”.
Evangelio de San Mateo, capítulo 26, versículos 27-29

Y mientras estaban comiendo, tomó pan, lo bendijo, lo partió y se lo dio y dijo: “Tomad, este es mi cuerpo”. Tomó luego una copa y dadas las gracias, se la dio y bebieron todos de ella y les dijo: “Esta es mi sangre de la Alianza que es derramada por muchos. Yo os aseguro que ya no beberé del producto de la vid hasta el día en que lo beba nuevo en el Reino de Dios”.
Evangelio de San Marcos, capítulo 14, versículos 23-25

Tomó luego pan y dadas las gracias, lo partió y se lo dio diciendo: “Este es mi cuerpo que es entregado por vosotros; haced esto en recuerdo mío”. De igual modo, después de cenar, la copa, diciendo: “Esta copa es la Nueva Alianza en mi sangre, que es derramada por vosotros”.
Evangelio de San Lucas, capítulo 22, versículo 20

El Evangelio de San Juan no habla de la institución de la eucaristía y además la Última Cena se celebra antes de la Pascua. ¿Por qué existe esta diferencia y otras muchas entre el evangelio de Juan y los otros tres?

2 comentarios:

Mar Romera dijo...

Tenemos unas cuantas cosas en común además de nuestro mutuo interés por la historia.

Os encalzo ahora mismo.

Un fuerte saludo,

Equipo de redacción de revista virtual MULTIBLOG dijo...

Mar, muchas gracias, en efecto algunos de los miembros del equipo que redactamos el Club de la Historia nos identificamos con tu armonioso modo de ver la vida y nuestro entorno, una perspectiva realmente hermosa.
GRACIAS